ekogunea

Grifoterapia.

¿Y para beber?

El reto

Desde Kutxa Ekogunea, con la colaboración de Txingudi Zerbitzuak y Añarbeko Urak, se ha puesto en marcha una campaña cuyo objetivo es poner en valor la calidad del agua del grifo, así como incentivar su consumo como un hábito de mayor sostenibilidad. Aunque el eje de la campaña son unas jarras de cristal reutilizables para que los hosteleros las pongan a disposición de los clientes sin que estos tengan que solicitarlo, la campaña perseguía un algo más que permitiese llegar al público más joven con un mensaje creíble y en el que se viesen identificados. 

La idea

Tomamos tres decisiones clave. En primer lugar, “dignificar” y poner en valor el agua del grifo, para lo cual propusimos “Etxeko Ura” como nombre de las jarras, dotándolas además de una línea de diseño que hiciese justicia a su nivel de calidad.

En segundo lugar, hacer que las jarras no fuesen sólo jarras, sino que puedan servir para amenizar la espera entre plato y plato, para lo cual desarrollamos un juego, accesible a través del QR de la jarra, con preguntas tipo trivial relacionadas con el agua y la sostenibilidad. Depende lo bueno que seas, y los puntos que saques, puedes ser un Kapitain Planet, un Zaborg 18, un Ekobeginner….

Y en tercer lugar, dar vida al Doctor Barros Schelotto. Un psicoanalista argentino que lleva años investigando la razón por la cual los gipuzkoanos no se atreven a pedir agua del grifo en bares y restaurantes.