TOPO, nueva campaña

Una de las principales dificultades de la estrategia de comunicación del TOPO tiene que ver con el largo tiempo que habrá que esperar hasta poder ver el nuevo servicio en funcionamiento: 6 años desde que empezamos a trabajar en el reto hasta que la obra sea una realidad en 2022. Esto implica que hay que gestionar muy bien las expectativas del público objetivo y dosificar los mensajes de forma que vayan dándole sentido al relato marcado.

Dentro de esta estrategia de comunicación, si los primeros dos años estuvieron enfocados a trasladar de forma clara y sencilla en qué consiste el proyecto y y el porqué de su necesidad, ahora ha llegado el momento de hablar de las externalidades positivas del mismo. Y en este sentido, que la ciudad de Donosti y sus habitantes vayan a disponer de 21.000 metros cuadrados adicionales (el espacio que ahora cubren las vías en Amara y que quedará libre debido al soterramiento del trayecto y de la estación de Easo) es una grandísima noticia a partir de la cual hemos decidido hilar esta nueva oleada de campaña, que seguramente os haya llegado a través de redes sociales, prensa, marquesinas… Aquí os dejamos algunas piezas creativas que han formado parte de esta campaña de comunicación.